En la búsqueda constante de mejorar las relaciones sexuales y reducir riesgos innecesarios, el preservativo femenino es una opción que a menudo pasa desapercibida. Sin embargo, es altamente efectivo para proteger contra las ETS y los embarazos no deseados.

Este artículo te presenta todo lo que necesitas saber sobre el preservativo femenino, un dispositivo diseñado específicamente para mujeres. Se compone de una bolsa de plástico fino con dos anillos en los extremos, y su funcionamiento puede sorprenderte.

¿Qué es el Preservativo Femenino?

El preservativo femenino es un método anticonceptivo que, al igual que su contraparte masculina, crea una barrera que impide que los espermatozoides alcancen el óvulo, brindando protección contra las ITS y embarazos no deseados. Está hecho de poliuretano, un material plástico fino y resistente, aunque también existe una versión de nitrilo más económica.

Su efectividad oscila entre el 75% y el 82% cuando se utiliza de manera habitual. No obstante, si se usa correctamente en todas las ocasiones, su eficacia se eleva al 95%. Es fácilmente accesible en farmacias sin necesidad de receta médica, aunque suele ser más costoso que los preservativos masculinos. Es importante destacar que se puede colocar hasta 8 horas antes de tener relaciones sexuales y utilizar durante la menstruación, después de un parto reciente o incluso durante el embarazo. Esto brinda a las mujeres una independencia adicional en términos de protección.

Instrucciones para el Uso del Preservativo Femenino

Usar este método anticonceptivo es sencillo siguiendo estas pautas:

  1. Abre el envoltorio con cuidado, evitando dañarlo o rasgarlo con tijeras.
  2. Introduce el anillo más pequeño en la vagina y deja el anillo más grande por fuera.
  3. Con los dedos índice y pulgar, estrecha los anillos para reducir su tamaño y facilitar la inserción.
  4. Colócalo en el interior con el dedo que te resulte más cómodo, asegurándote de que no sientas molestias.
  5. Verifica que el anillo más grande quede por fuera de la vagina.

Para retirarlo, simplemente aprieta el anillo exterior, gira para evitar derrames y retira.

Mejorando la Eficacia del Preservativo Femenino

La clave para aumentar la eficacia del preservativo femenino es utilizarlo correctamente en todas las relaciones sexuales vaginales o anales, manteniéndolo puesto desde el inicio hasta el final del acto. Asegúrate de que esté correctamente colocado antes del contacto piel con piel. Combinar el preservativo interno con otros métodos anticonceptivos, como el DIU o la píldora anticonceptiva, puede aumentar aún más la protección contra embarazos no deseados y ETS. Nunca debes usar un preservativo masculino junto con el preservativo vaginal, ya que están diseñados para usarse por separado. No asumas que utilizar más cantidad proporcionará mayor protección, ya que puede provocar fricción y, en consecuencia, grietas o roturas.

Es fundamental recordar que el consumo de alcohol o drogas puede afectar la capacidad de ponerse el preservativo interno o de colocarlo correctamente. Con el conocimiento de qué es el preservativo femenino y cómo se utiliza, puedes aprovechar al máximo sus ventajas y beneficios. No esperes a que te lo cuenten; descúbrelo por ti misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secretos-Sensuales@2xRetina-color